El descafeinado y el vapeador están terminando con el muñeco de barro

7336

Los hábitos de consumo están variando en los últimos tiempos, y si hace no tantos años al entrar en una cafetería te encontrabas el cargado ambiente mezcla del olor del café y el humo de los cigarrillos, en la actualidad los establecimientos donde se sirve comida son mucho más aseados y los ambientes son mucho más respirables.

Gran responsabilidad de ello lo tiene la tan denostada en su día ley anti tabaco, que terminó con el consumo de tabaco dentro de los establecimientos públicos, aunque hoy en día no quede prácticamente nadie que no acepte el acierto que ello representó.

Por otro lado el café, que en los últimos tiempos esta siendo motivo de debate por los problemas de salud que acarrea, está también comenzando a ser víctima de esta lucha en pro de los hábitos saludables que tanto empiezan a demandar los consumidores.

La suma de estos hábitos saludables sin embargo, está acabando sin querer con un referente de la cultura nacional, el muñeco de barro, el cual iba de la mano del café y el cigarro, que están siendo sustituidos en la actualidad por el vapeador y el descafeinado.

Los especialistas del sistema digestivo están empezando a alertar de las terribles consecuencias que pueden acarrear unos intestinos poco activos.

Quizás sea hora de ir sustituyendo el antiguo dicho de café y cigarro muñeco de barro, por uno nuevo del tipo descafeinado y vapeador combinado matador.